Páginas

Google Website Translator Gadget

viernes, 25 de noviembre de 2011

Llegada de los caracoles....


GENTE CARACOL nace en Santiago de Cali, el 17 de Enero del 2011, con la llegada a nuestra casa de 22 caracoles Hélix aspersa máxima, traídos por el señor Víctor Giraldo, provenientes de un predio proveedor del Cauca, por recomendación del señor Javier Zambrano, Presidente de la Asociación Colombiana de Helicicultores, ASOCOHELIX, con quien ya habíamos tenido acercamiento vía telefónica y le había expresado mi interés personal de observar el comportamiento de unos pocos caracoles.
Recibimos muy emocionados los caracoles, el señor Víctor nos dijo que tenían aproximadamente 5 meses de edad, que estaban despiertos de la hibernación inducida desde dos días antes y listos para la primera copula.
Venían en una caja plástica como en la que venden los tomates sherry, observamos que muchos de ellos tenían la concha  roñosa  y algunos otros fracturada, se fotografiaron y pesaron, teniendo un peso promedio de 19.4 gr. Preparamos una solución de ajo y ají,  con una concentración de 15 dientes de ajo machacados + 2 ajíes picantes machacados en 2 Litros de agua hervida previamente para esterilizarla, ya a temperatura ambiente procedimos a bañar los caracoles por aspersión, con la misma solución se roció la cama interna y externamente. Se deja la caja plástica  puesta dentro de la cama para que los caracoles salgan solos a su nuevo hábitat y proceder a observarlos.
Decidimos sembrar en cada caja una cobertura diferente para la tierra, para saber cuál es la preferida por los caracoles, el resto de las plantas eran las mismas sembradas en igual posición. Para la cobertura escogimos maní forrajero, lotito y trébol. En el centro de cada cama se les dejo un espacio abierto para colocarles un comedero a nivel del suelo y una bandeja con agua, para que bebieran, dejamos la caja plástica donde venían  los caracoles en el centro de la cama, al sentir la frescura del ambiente los caracoles empezaron a salir de la caja lentamente haciendo un reconocimiento del espacio, solo dos encontraron el alimento rápidamente, los otros buscaron refugio dentro de las plantas. Se les  dejó avena molida y pepino en rodajas delgadas de aproximadamente 8 gr cada una, a la media noche, todos tenían actividad plena, reconociendo el terreno y en búsqueda del agua, comieron la avena y el pepino sin problema, al día siguiente temprano en la mañana (6:00 am) cuando fuimos a bañarlos y a limpiar la cama, encontramos a la mayoría activos, los bañamos por aspersión con agua limpia fresca, se levanto el poco alimento que no consumieron, no encontramos muertos, no hubo fugas,  en la tarde, cuando el día empezó a calentar, observamos que algunos buscaban agua y otros lugares frescos donde estivarse, a pleno medio día decidimos mojar la cama nuevamente para refrescarles un poco el ambiente, muy temerosos de que este cambio de clima fuera a afectarlos, pero aun así se refugiaron en los rincones, prefiriendo el rincón derecho para dormir en las plantas, ya a media tarde  la  temperatura era de 34°C y algunos comenzaron a activarse sin necesidad de aspersión, a las 6.20 pm con una T° de 26°C los activamos nuevamente con agua fresca por aspersión y se les coloco lechuga, repollo, avena molida para que comieran. Conociendo la necesidad de calcio en su alimentación les colocamos una piedra de calcio de las que se usan para los pájaros en sus jaulas. Durante los siguientes tres días los mojábamos de tres a cuatro veces al día, porque hicieron  días muy calientes, comenzaron a interactuar entre ellos, reconociéndose, se levantaban sobre la parte trasera de su pie y colocaron su cuerpo de frente y pegado al del otro caracol, mientras entrelazaban sus tentáculos oculares y sus barbas táctiles intercambiando baba, para así reconocerse.
El manejo diario cambia a activarlos solamente dos veces al día, una temprano en la mañana y la otra cuando comienza la tarde para aprovechar así el cambio natural del clima. Comenzamos a observar comportamientos diferentes muy marcados por ejemplo en el momento de comer hay dos caracoles que comen acostados sobre el lateral de su pie y hacen toda clase de movimientos con la boca, se ganaron el sobrenombre de “Zánganos”, mientras que los otros se acercaron a la comida y comieron muy ordenados, hicimos la comparación con el ganado vacuno cuando se acercan a sus comederos, sus gustos por la comida son selectivos por ejemplo a algunos les gusta la zanahoria, a otros no, en cuanto a preferencia por el forraje de la tierra, podemos decir que se reúnen mas donde hay maní forrajero, pero pensamos que es porque las hojas se levantan del piso, permitiendo así que ellos se queden cerca a la tierra bajo sus hojas aprovechando la humedad retenida en la tierra y la sombra del maní, mas adelante nos daremos cuenta que era un beneficio de doble filo.
Casi a la semana de haber llegado, suceden dos acontecimientos que nos dejan con sentimientos encontrados, el primero que genero mucha preocupación y culpa,  fue el hecho de que un caracol caminando por el borde de la poli sombra, se soltara y cayera al piso, fracturándose la concha casi por completo, no quisimos sacrificarlo, queríamos observar la capacidad de regeneración de su concha, porque era poco lo que habíamos observado acerca de este “mito”, en la finca, caracol que se fracturaba, caracol que terminaba en el congelador. Lo levantamos, lo pusimos cerca del dormidero de PVC, y nos sentamos a esperar observando cual sería su comportamiento inmediatamente después de este aparatoso accidente, sentimos mucha tranquilidad cuando, después de un corto momento en que el caracol se sintió seguro, saco su cabeza de la poca concha que le quedaba  observo a su alrededor y con mucha delicadeza y esfuerzo comenzó a desplazarse para subirse al dormidero, allí se estivo y permaneció durante tres días completamente inactivo, quietud que se le respeto, procurando no humedecerlo, al cuarto día de su accidente durante el baño de la mañana, ante nuestras miradas atónitas el caracol salió muy campante de su concha, ya regenerada casi por completo a beber el agua que caía de la aspersión, desplazándose aun con dificultad a comer. Este animal al escribir esta experiencia aun se encuentra vivo y es uno de los mejores reproductores que tenemos en Gente caracol, su concha presenta marcas, pero es un animal fuerte y hermoso.
El segundo acontecimiento fue encontrarnos con una pareja de caracoles copulando, habíamos esperado mucho este momento, porque queríamos ver cuáles eran sus hábitos de cortejo, pero seria para otra vez, en ese momento solo quedaba maravillarnos ante tanta belleza y esperar a ver qué sucedía, marcamos ambos caracoles con esmalte de uñas amarillo, un punto sobre sus conchas, para llevar un control de su sistema de reproducción y así como los encontramos copulando, un rato después encontramos uno estivado sobre una hoja y el otro comiendo, de esta primera copula solo podemos decir que fue fantástica.
A partir de ese momento empezamos a encontrarnos constantes copulas, en cinco días encontramos tres parejas más copulando aparte de la primera, igual las marcamos con el punto amarillo de copula, pero la mayor sorpresa de esa semana fue que al tercer día de la primera copula, uno de los participantes estaba enterrado, ya habíamos tenido entierros pero de caracoles no marcados y pensábamos que de pronto habían copulado en su predio de origen, pero fueron entierros falsos y después de varios meses de observación de su comportamiento y del comportamiento de otras especies de caracol, llegamos a la conclusión que se entierran en los días más calurosos y secos buscando la humedad de la tierra. Pero este caracol enterrado estaba marcado, eran las primeras horas de la mañana cuando lo descubrimos y marcamos la concha con esmalte de uñas plateado, al lado del punto amarillo para mostrar que ya había puesto huevos, en la activación de la tarde, el caracol seguía enterrado, llevaba  allí 13 horas enterrada, verificadas, la actividad del grupo sigue siendo la misma, ya han escogidos espacios como predilectos, les gusto mucho el arbolito de papaya de 50 cm, poco se comen sus hojas, pero les gusta mucho estivarse en ellas, hasta que el peso las desgaja, el dormidero de PVC les gusta, se estivan debajo de él y por sus agujeros les entra el agua a la hora del baño.
En esos primeros días y aun hoy, estos animales nos asombran con sus características inigualables y tan desconocidas para todos, pero en esta ocasión la causa de nuestro asombro fue encontrar al caracol con punto amarillo y punto plateado copulando nuevamente solo a tres días de haber desovado, a este caracol le pusimos una nueva marca con esmalte de uñas rojas, mientras que este caracol andaba muy orgulloso con sus tres puntos en la concha siendo el más precoz del grupo, los demás no se quedaban atrás tratando de alcanzar a su amigo, entre estos un caracol que muchas veces dimos por fugado y luego aparecía en el predio sin mas ni mas para simplemente volverse a desaparecer, nunca encontramos donde se escondía, pero sabíamos que no era fuera de la cama, por que no habían marcas de baba, los demás estaban ocupados, comiendo, durmiendo, copulando y poniendo sus huevos. Interesante que el caracol marcado con el punto rojo en su segunda copula actuó de macho,  la que puso fue su pareja.
Cumpliendo un mes de haber llegado y haber observado, que aunque el sitio les gustaba mucho, era demasiado largo para tan pocos caracoles, comportándose de manera solitaria, aunque compartían los espacios no había formación de colonias, sentíamos que el viento en el espacio secaba demasiado el ambiente y esto hacia que los que se encontraban sobre los bordes de la poli sombra, pasaran muchos tiempo estivados y no bajaran a alimentarse, En esta cama, se presento una sola muerte, el caracol se quedo rígido dentro de su concha, se investigo llegando a la conclusión de que había sido picado por algún insecto, ya que la evaluación del cuerpo y el examen de  los caracoles vivos no nos revelo ninguna otra causa.
El 15 de febrero decidimos trasladarlos a la segunda cama, que  fue planeada  basándonos en todas estas observaciones.


En la Próxima Les cuento que paso en la segunda cama...
K.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Tus comentarios son bienvenidos....

Si quieres compartir, preguntar, Aportar información acerca de los caracoles... bienvenidos sean los apuntes.


K.